LAS CANCIONES DE
ROMESCO


CARA A: El ventilador. La curva del Morrot. El sabio. Los reyes de la fiesta. Todos los gatos son pardos.
CARA B: El mismo de antes. Rumba del 60's. Veneno blanco. Tiene sabor.

EL VENTILADOR

(Xavier Patricio Pérez)

Traemos en la guitarra la bomba de neutrones,
el artefacto más peligroso, que mete ruido por los salones;
acaban de inventarlo unos sabios vividores
juntando cuatro modernos y dos viejos sabrosones.

El secreto de la máquina
está en el ventilador
que mercachifles y marineros
trajeron de Caribe y de Ecuador.
Juntaron rumba y flamenco
y le dieron nuevo sabor
al ritmo de los gitanos
de Somorrostro hasta Mataró.

El ventilador... el ventilador
¡máquina!
El ventilador... el ventilador
¡camina! (bis)

El ventilador, amigos,
es un invento que ha hecho furor,
porque junta en la guitarra
la armonía y la percusión;
seguros de que no pare su ritmo demoledor
la rumba se afinca sola
y va bien segura en el batidor.

Este truco tan ingenioso y de fácil ejecución
seguro que no conoce ni el mismísimo James Bond
todas las grandes potencias ¡ay! pretenden averiguar
hasta el Pacto de Varsovia, el Pentágono y la OTAN.


LA CURVA DEL MORROT

(Xavier Patricio Pérez)

A la curva del Morrot,
cap a mig camí del Port
on Montjüic i el Prat
es fonen en terreny guanyat al mar.
Deixarem el món intacte,
passejant un cos tot nou
amb l'ànima adormida en el llit
del més profond.

Allà bufa un vent seré,
poderós i musical
i és més curta la distància
des del cel i des del mar.
I amb la veu més afinada
harmoniosa i singular,
cantaran la "rumba blanca" que tant de
temps han anat cercant.

No voldran tornar al camí
que els ha fet tant ignorants,
una perspectiva nova s'obrirà en un instant.
Animals, plantes i humans
no trobaran la seva pau
rodejats per els soberbis
que al món han volgut canviar.


TODOS LOS GATOS SON PARDOS

(Xavier Patricio Pérez)

Circulaba por la noche en su coche un ciudadano
proveniente de una fiesta súper de ambiente mundano
aturdido por la juerga, aplastado en el asiento
se marchaba así a su casa computado a descansar.

De repente y por sorpresa unos guardias apostados
le ordenaron detenerse y aparcar en un costado:
el control daba con todo, se buscaba a unos maleantes
que habían dado un serio golpe junto allí minutos antes.

A las tres de la mañana nadie cree ni una palabra
a un sujeto mal vestido en un coche destartalado.
«Aquí hay gato encerrado» dijo un guardia inteligente;
«deberemos comprobar quién es usted y en dónde ha estado».

Ese mes y en esos días los vecinos reclamaban
un despliegue policial superior al habitual.
Mil atracos y secuestros, registros y redadas,
la ciudad era un infierno, se había perdido la calma.

Si hubiera sido de día habría pasado de largo
pero, señores, era de noche y todos los gatos son pardos,
todos los gatos son pardos, todos los gatos son pardos. (bis)

Dos días en comisaría esposado a un homicida
«simple trámite y perdone las molestias de antemano...»
[coro:]todos los gatos son pardos, todos los gatos son pardos...

(No hubo delito ni hubo pruebas, ni juez que los condenara
sólo unos tipos en la noche con pinta un poco rara.

Si hubiera sido de día...)


EL MISMO DE ANTES

(Xavier Patricio Pérez)

Dicen que el tiempo nos transforma poco a poco
en maquinarias imposibles de mover
en estáticos montones de experiencia
que supersabios ni se saben sorprender.

En estos tiempos de penumbras y de inventos
mil episodios imposibles de olvidar
se convierten implacables en recuerdos
que golpean en el alma al enseñar.
Aunque el tiempo nos convierta en su víctima y aliado
siempre el mismo se sorprende al comprobar a dónde va...(bis)

En este vértigo de carreras y prestigio
de paraísos de química y de alcohol
un torbellino de fracasos y pasiones
nos arrastra y nos sumerge en el horror.
Siempre el mismo entusiasta de la vida
semimuerto se revuelve en donde está
teledirigido con la mente en el absurdo
el mismo de antes busca el norte y pide hablar.
Aunque el tiempo nos convierta en su víctima y aliado
siempre el mismo se sorprende al comprobar adónde va...(bis)

Qué contentos todos y con cuánta hambre
los guapos del ruido y también... el mismo de antes
con él no pudieron las trampas gigantes
volvió a ser quien era... el mismo de antes.

Es el mismo amante, déjalo que hable
se acuerda del ritmo porque es... el mismo de antes.
Su madre quería un hijo importante
y él dale que dale que dale que dale... el mismo de antes.

Siempre los mismos
los que echan p'alante
la gente del barrio y también...
el mismo de antes.
Ruidoso y amable
potente y galante
el novio perfecto, el amante...
el mismo de antes.
En medio de tanto
pico y apalanque
se vio en el espejo y huyó...
el mismo de antes
samba, tango, rumba
todos los ritmos
el swing comprimido...
el mismo de antes.


RUMBA DELS 60's

(Xavier Patricio Pérez)

Un matí de primavera del que aviat farà dotze anys
arribava a la ciutat per la porta que té al mar
en un "barco" transatlàntic des d'un continent austral
un xicot viatger que duia una gran curiositat.

Molts amics en la distància havia hagut ell de deixar
tot un món intens de festa que solia freqüentar
la seva ciutat gegant coneixia pam a pam
i aprenia del carrer les qüestions fonamentals.

Un ambient cosmopolita i d'una gran activitat
va sorprendre gratament aquell noi al arribar,
quasi 30 anys captiva no havien pogut canviar
a l'enèrgica ciutat que començava a despertar.

Emigrants i forasters inundaven els carrers
en un cóctel demencial de turistes amb obrers
obert i càlid el cor dels seus habitants
es nodria des de sempre de tradicions ben diferents.

Hi ha gitanos i jueus
valencians i portuguesos
andalusos i argelins
mallorquins i aragonesos
i unes Rambles que van plenes
de fecunda humanitat
un oasi de tolerància
impossible d'amagar

Copa a copa descubria els seus recons més amagats
en extenses caminates a les hores escolars
un itinerari ric de xerrades i de bars
des d'el Tibidabo al mar i del Besós al Llobregat.


VENENO BLANCO

(Xavier Patricio Pérez)

En esos barrios húmedos, húmedos y grises
muy cerca del muelle donde atracan los barcos
que llevan containers y enormes artefactos
hay astutos malandrines que viven del contrabando.

En ese paraje solitario, sólo fábricas y asfalto
a golpes por la vida se abren paso dos muchachos
transportando una cartera misteriosa
que lleva muerte en forma de veneno blanco...

Ignorantes del peligro en que se envuelven
sin saber qué les aguarda al otro lado
alegremente saltan una y otra valla
escapando del control de la frontera y de los guardias.

Súbitamente en el frío de la noche
uno de ellos se desploma malherido
mientras una rata surgida del silencio
escapa con la mercancía millonaria...

En esas calles húmedas sórdidas y grises
muy cerca del muelle donde atracan los barcos
en ese paraje solitario sólo fábricas y asfalto
a golpes por la vida se abren paso dos muchachos...


TIENE SABOR

(Xavier Patricio Pérez)

Nadie se lo esperaba después de tanto girar
que el mundo se detuviese en este punto fundamental,
en el que hombres y mujeres se lo pasan fenomenal
y en el que la vida manda por encima de lo demás.

Después de estos largos años
de aburrimiento trascendental,
de largas meditaciones y cacofagia monumental,
el cuerpo pide una tregua y dice:
«¡Alto! algo hay que hacer,
ha sido interesante, pero ahora toca pasarlo bien»

Tiene sabor, qué suave viene, que dure siempre y tiene sabor.
Tiene sabor, que no decaiga, que dure siempre y tiene sabor.

Se han abierto las ventanas para poder aspirar
un hilo de hierba fresca que llega hasta la ciudad.
Y se pueblan los balcones de una flora singular,
exóticos vegetales para la alquimia del bienestar.

Tiene sabor, qué suave viene, que dure siempre y tiene sabor.
Tiene sabor, que no decaiga, que dure siempre y tiene sabor.

Está la gastronomia, ciencia exacta del paladar,
que resurge con nuevos bríos para alegrar a la humanidad,
y combina nuevas dietas, nuevas formas de placer;
es la química exquisita, fuente de longevidad.

Tiene sabor, qué suave viene, que dure siempre y tiene sabor.
Tiene sabor, que no decaiga, que dure siempre y tiene sabor.

El baile está aquí de nuevo y la gente pide escuchar
algo que sea moderno y que sea natural.
Los úitimos veinte años de rock y música tropical
se funden en el instante más divertido de la reunión.

Tiene sabor, qué suave viene, que dure siempre y tiene sabor.
Tiene sabor, que no decaiga, que dure siempre y tiene sabor...