LAS CANCIONES DE
PROHIBIDO MALTRATAR A LOS GATOS


CARA A: Santa María. Granito de sal. La rumba de aquí. Vuelve el virus. Encuentro cercano. Vino del sol.
CARA B: Todo sexo femenino. Quisiera ser poeta, quisiera ser un cometa. Tic-tac. La luna en el mar. Los favoritos. Sin ser valiente..

LA RUMBA DE AQUÍ

(Xavier Patricio Pérez)

Dimos vueltas a la vida y otras tantas al amor
acelerando nuestro tiempo hacia un futuro algo mejor
tras la luz desconocida de una canción crepuscular
que anunciaba un nuevo día a la vuelta del final.

Pusimos buenas intenciones depositando nuestra fe
en religiones extranjeras llenas de infalibilidad
pero una realidad distinta nos alejó con decepción
de la gente de la calle y su práctica razón.

La rumba de aquí
que sólo la bailen
los que juegan y pierden
antes de entregarse
La rumba de aquí
que sólo la canten
los que se levantan
después de arrastrarse.

Un arco iris de pastillas nos condujo al interior
con la esperanza de cambiar lo que ocurría alrededor
y viajamos al cerebro con la sola conclusión
de conocer hoy más a fondo los pasadizos del horror.

La rumba de aquí
que sólo la bailen
los que juegan y pierden
antes de entregarse
La rumba de aquí
que sólo la canten
los que se levantan
después de arrastrarse.

Sólo me quedan los amigos matando juntos la ansiedad
en teóricas nocturnas donde reina la emoción
junto a olímpicos atletas del deporte de vivir
que conservan el espíritu indomable de anteayer.

Después de haber corrido tanto en busca de alguna razón
vuelvo al punto de partida con los que corren al revés
pero entre mapas destruidos sé el lugar donde encontrar
la dinamita necesaria para sobrevivir.

La rumba de aquí
que sólo la bailen
los que juegan y pierden
antes de entregarse
La rumba de aquí
que sólo la canten
los que se levantan
después de arrastrarse.


VUELVE EL VIRUS

(Xavier Patricio Pérez)

Un falso Rodríguez me dijo
que no prestara atención
a las canciones que la Luna canta en agosto,
ya que el Cielo premia a los hombres
que abren su corazón
y no empujan al Destino en ninguna dirección;
es imposible perseguir la fugaz melancolía
contenida en el recuerdo
de una cara y una voz.

Un Don Juan retirado
me quiso convertir
a una fe en la que el amor
es sólo ciencia natural.
Dominan la anatomía
y la lengua como el que más
confundiendo a los amantes
que habitan otra realidad.
Tienen cientos de tratados,
todos pura erudición,
pero poeta delicado pronostica algo mejor...
QUE

Vuelve el virus
Vuelve el virus
ese virus milagroso
inquietante y curativo
Vuelve el virus...
del amor.

Un paisano psiquiatra
se ha atrevido a insinuar
que todo va dentro de un sueño,
que Freud lo pudo demostrar,
que no me complique la vida,
que no busque donde no hay,
y dice: "Escuchame, lo sé todo"
sobre ese particular.
Es analítico en extremo,
es un frío explorador
que cuando tiene recaídas
se le ablanda el corazón...
PORQUE

Vuelve el virus
Vuelve el virus
ese virus milagroso
inquietante y curativo
Vuelve el virus...
DEL AMOR.


ENCUENTRO CERCANO

(Xavier Patricio Pérez)

Una madrugada helada del octubre anterior,
en la autovía A número siete que circunvala la ciudad,
sumergido en una nube de vapor y polución
me paré estupefacto a la vista de un avión.

Era una luz anaranjada de clara forma circular
con un anillazo turquesa que se movía alrededor.
Un comportamiento extraño, imposible de entender,
me produjo miedo nuevo y a la vez curiosidad.

Comprobé en primer lugar que no fuese una confusión
con los faros de otros coches en los vidrios y el capó.
Intentaba convencerme de que era una alucinación,
producida por las copas al entrar en combustión.

Impotente y asustado me detuve a contemplar
si había cerca un semejante que lo viera igual que yo.
Estaba solo ante ese objeto y no había nadie más...
sin querer saber qué era me alejé a todo gas,
sin querer saber qué era me alejé a todo gas.

De sopetón me encontré con una luz extraña
de sopetón me encontré aquella madrugada...
Desde aquel día mira al cielo con mucha más curiosidad
y me pregunto seriamente si todo aquello fue verdad.

Nadie supo demostrarme de una forma racional
que aquello no era un globo sonda ni una aurora boreal.
Cuánta gente ha visto cosas que prefiere ocultar
ante otros que no han visto nada porque no saben mirar,
ante los que no han visto nada porque no quieren mirar.


TODO SEXO FEMENINO

(Xavier Patricio Pérez)

Sólo he visto mujeres en mi casa
desde el día en que el abuelito nos dejó.
Me crié con mi madre y con mi abuela
y una serie incalculable de empleadas del hogar
que, pacientes, agotaron su camino
en su tarea de dar forma a mi personalidad.
Con ese estilo tan sutil de imponerse
consiguieron que fijara mi atención.
Me coloqué en primera fila sin ser visto,
como gatito silencioso que se ausenta en un sofá
y en aquel ambiente lunar y receptivo,
oyendo hablar a las leonas,
aprendí a conspirar.

En éste,
que es mi mundo conocido,
reina el sexo femenino
de una forma natural;
en el otro,
que es mi mundo fugitivo,
soy un súbdito escogido
de las reinas del lugar.

Con la casa inundada de señoras
siempre estuve en clara inferioridad
al sugerir alguna idea negociable
entre tanta voz aguda
y tanta unanimidad
que me tuve que infiltrar entre sus filas
para ahorrarme los fracasos
de un arrojado antecesor.

Y estrené con otra hembra un nuevo estado
—no era cosa de romper la tradición—
y como nacen, crecen y se reproducen,
hoy tengo un nuevo par de voces
en el coro familiar
en armonía siempre cíclica y cambiante,
donde hay que ser un buen cantante
para no desafinar.


QUISIERA SER POETA, QUISIERA SER UN COMETA

(Xavier Patricio Pérez)

Quisiera ser poeta
y obedecer al cielo
decir que sí al destino
y despegar el vuelo.
Abandonarlo todo
para emprender un viaje
adonde resucitan
las ilusiones muertas.
Para no ver de cerca
a mis amigos tristes,
a nuestros hijos grandes
y a nuestros viejos lejos.
Quisiera ser poeta
para empezar de nuevo
antes de que alguien pida
mi tímido relevo.

Quisiera ser cometa,
dejar que flote el tiempo
porque aprendí que nada
arregla el sufrimiento.
Ir donde no me encuentre
gente desagradable
que me recuerda siempre
algún sueño pendiente.
Quisiera ser cometa
para arrancar de cero
antes de que descubra
que todo fue un camelo.

Qué inmenso ser amado
y amar a un semejante
pero el amarse a uno
también es importante.


SIN SER VALIENTE

(Xavier Patricio Pérez)

Hay una parte de mí que sólo a ti te pertenece,
dentro de mí te revuelves y tu imagen reaparece;
he intentado olvidar usando ciencias ocultas;
me he engañado cien veces para no volver a verte.

«La vida es larga» decías para evitar tanto tormento
y olvidar en cuatro días los momentos que pasamos,
hasta tuvimos piedad para no herir a tanta gente.
¡Qué poco valientes son los que se engañan fríamente!

¿Cómo se vive con esta herida en el alma sin ser valiente?
Sin ser valiente nunca hay futuro ni hay esperanza.
Que sea el destino el que ilumine el camino en la oscuridad.

Cada día estoy más loco y más lejos de la gente
todos me aburren e irritan pobrecitos inocentes
me refugio en el trabajo intentando echar p'alante
tras una dignidad que yo ya perdí para siempre.

Quedará un recuerdo triste que invadirá con su amargura
las canciones y los sueños que la vida nos devuelve
por lo bueno y por lo malo que aprendiste a mi lado
que los años nos enseñen un día a vivir traicionados

¿Cómo se vive con esta herida en el alma...?